} post-body {font-family: ‘Josefin Slab’; }

15/11/2014

Gloria, Oviedo

Cervantes, 24

Oviedo, Asturias

984 83 42 43

Pisando muy fuerte el sello asturiano

Nacho Manzano, reconocido cocinero con 2 estrellas en Casa Marcial y otra en La Salgar regentado por Esther su hermana, además de los cinco locales en Londres como socio y asesor gastronómico de la mano de Marcos Fernández y César García  llamados Ibérica.




En abril abrió sus puertas en la capital asturiana con Gloria, nombre en honor a su abuela de quien aprendió las destrezas de los fogones, local sencillo donde podrás disfrutar de sus creaciones en un sitio céntrico.

Mesas de madera con cajas de sidra, tamices de harina le dan un aire desenfadado y muy asturiano, la carta incluye tapas, medias raciones y raciones; todo un acierto hoy en día, su cocina tradicional donde no pueden faltar sus croquetas, la fabada, los tortos de maíz,  tortillas, arroz con pitu de Caleya como sus platos clásicos, además de sus pescados según rula y sus postres tradicionales como el arroz con leche..



Elegí las ostras, la ensaladilla y la merluza de pincho con jugo de jalapeños; una comida ligera pero con sabores auténticos rociada de albariño y cava por copas.

Bodega amplia que incluye sidra, servicio atento. Un día por semana estaba a tope, así que os recomiendo reservar.


Dispone de varios menús que van variando por 18 euros.

El ticket fue de 25 euros

11/11/2014

Restaurante Cucharas, Gijón, Asturias

 

Fundición, 3


Gijón, Asturias

 

984 290 685


Donde prima la sencillez

 

Hace apenas unos meses Luis Muñoz se lanza a una aventura con la apertura de Cucharas, ubicado en la calle Fundición de Gijón.

 

El local es sencillo y sin pretensiones, prima la cocina tradicional  , aunque introduce platos con algún toque distinto como las fajitas astur-mex, la mozarella con pesto y chutney de tomate, además de sus arroces, carnes y pescados.


 

La bodega con precios razonables entre 10 y 20 euros.

 

Dispone de 3 menús a base de 4 platos incluida bebida oscilan entre 17 hasta y 20 euros.

 


Destaco la fideua con chipirones y salsa de ali-oli con azafrán en su punto, así como el pixín negro con romescu. El aperitivo de la casa que nos ofrecieron en una ocasión estaba sensacional, pan de cacahuete con guacamole, anchoas y anacardos.

 


Servicio muy atento, un sitio que promete, ya que va arrancando poco a poco con éxito, que además están abiertos a opiniones y consejos. Os recomiendo reservar los fines de semana porque suele estar a tope!


 

El ticket medio es de 15 euros

 

Enhorabuena y adelante con vuestro proyecto!


 

De Lun a Vie de 10:00 a 12:00 hrs

Sab de 12:00 a 01:00 hrs

Dom de 12:00 a 18:00 hrs

8/11/2014

La nieta, Gijón, Asturias

Camino de los nogales, 318

Somió, Gijón, Asturias

985 33 50 

Y sigue siendo el rey...

Antiguamente era una cuadra y fue reformada totalmente con mucho esfuerzo y esmero utilizando piedra y madera y manteniendo ese sabor tan asturiano incluido el  hórreo. 

La nieta vuelve a ser dirigida por Chus, propietario de la finca, quien cocina los productos de la mar y por el chef Gerardo ambos organizan los fogones de maravilla para que los platos estén en perfectas condiciones. El mimo del producto sin duda es su lema. "El producto sigue siendo el rey"


La casona es muy grande, dispone de varios espacios; la amplia terraza y el rincón para los niños con castillos y otros juegos infantiles, barra grande y comedor desenfadado y en la parte trasera un amplio comedor, apto también para bodas o celebraciones.


La carta es muy amplia basada en cocina tradicional asturiana, raciones, potes, arroces y por supuesto gran variedad de carnes y pescados. Tienen fama los tacos de atún rojo, el salpicón, el cachopo, el chuletón y los pescados.


Elegimos los chipirones con cebolla caramelizada y patatas; que cabe mencionarlas, ya que sin ser amante de ellas, estaban en su punto; crujientes, sin grasa, de cine!  Continuamos con la lubina salvaje con patatas, fresco y sin aderezos extras, miman el producto con cariño. Las raciones son abundantes, todo fue rociado con cava Oriel Rosell Reserva.

Para continuar con la agradable sobremesa, optamos por un postre ligero, el yogurt con frutos rojos; fresco e ideal para enjuagar la boca, acompañado de café e infusiones.


Me olvidaba que tiene un carrito con gran variedad de ginebras y tónicas.

foto obtenida de facebook

El servicio es muy correcto y cercano, el ticket fue de 38 euros por persona.

Parking privado y gratuito.


Horario:
De Martes a Domingo
De 12:00 a 23:45 hrs
Puedes elegir menú cerrado con bebidas incluidas

Le cirque, Vannes, Francia

5 rue St patern 
56000 Vannes, Frnacia

02 97 69 13 73

Había una vez.... un circo


Local con mucha personalidad para los enamorados del circo; piedra y tonos muy coloridos y divertidos armonizan con la sintonía de Le Cirque ubicado en Vannes.

Ambiente desenfadado con música de fondo, ideal para ir con amigos y disfrutar del ambiente que se propicia, eso sí y como es lógico, hay bullicio.


La especialidad son las pastas y pizzas, aunque también podrás disfrutar de sus ensaladas y entrantes como el tartar de salmón, la sopa de pescado, carpaccio de carne, además de su variedad de pescados y carnes que pueden ser acompañados a tu elección de pasta, risotto, patatas fritas o legumbres y por supuesto  una extensa carta de postres y como es habitual en el país.


Si lo prefieres puedes optar por  las fórmulas o menús desde 8,50 el plato del día, fórmula con dos platos 12 euros y con tres 14 euros o el menú infantil por 6,50 euros.


Los pescados y las carnes son legumbres, nosotros elegimos el lenguado con verduras, y salmón acompañado de risotto y ensalada  rociado de vino de la casa.



De postre elegimos los profiteroles con chocolate, helado de vainilla y nata.



El ticket fue de 23 euros por persona, servicio cordial.


Horario:

De 12:00 a 14:00 hrs (excepto mie, sab y dom)
De 19:00 a 22:30 hrs
Cerrado las tres primeras semanas de agosto

Crêperie le Poulette



2 Rue Jean Bart, 56170 Quiberon, Francia

+33 2 97 50 03 31

El templo de los crêpes

La carta se especializa en omelettes, ensaladas y por supuesto  los galletes; especialidad gastronómica de la región francesa de Bretaña; una variante de crêpes  en las que para su elaboración  se utiliza harina de trigo negro serazin o harina blanca froment y las dulces acompañado de sidra artesanal y como se diría en bretón salud "Yer mat”


Los productos lácteos en el Bretón, tienen mucha fama, antiguamente sólo se alimentaban de estos; actualmente destacan, las crêpes y la repostería.





El local es pequeño y es aconsejable reservar, ya que es uno de los sitios más reconocidos hace años; el chef exhibe la preparación de los galletes con mucha agilidad y destreza y el tamaño de las mismas es bastante grande.

Elegimos crêpes saladas de jamón, queso y huevo y de espinacas, jamón y queso rociada de sidra, exquisitas y pensamos en compartir una dulce, pero al ver de reojo las que preparaba el chef no pusimos resistirnos y de verdad que fue un acierto; tan solo de recordarlas se me hace agua la boca! La tradicional es espolvoreada con azúcar; pero ya de pecar hacerlo con ganas; almendra con miel y chocolate y otras con helado de ron con pasas.




El ticket fue de 14 euros por persona y un servicio atento y cercano. Una estupenda recomendación de Marie!

4/11/2014

Comala & Viridiana


91 504 78 27

Plaza de la Lealtad, 3
Madrid

Estilismo muy mexicano

Comparar Comala con Viridiana, es como comparar a Dios con un gitano; sin embargo tiene un común denominador, Abraham García, chef poeta y propietario de ambos locales, reconocido hace muchos años quien es un amante de México; de su cine y su gastronomía.



¿Abraham García? Un chef con una larga trayectoria culinaria, gran conocedor del mundo del aceite, del vino, de la gastronomía y la poesía entre otras aficiones. Tras su exitoso recorrido con su restaurante Viridiana, decide embestir una aventura muy atrevida llamada Comala, fusión de cocina mexicana con toques españoles.


Comala, localidad del estado de Colima ubicado en México, país lleno de gran riqueza, gastronómica poco conocida en España, y digo poca ya que desgraciadamente se conocen los fast foods o “taquerías” que no les llegan ni a las suela de los zapatos a las del país natal y hablo con conocimiento de causa, ya que estuve viviendo muchos años en el país azteca, pero en este caso Abraham sube con notable la media de los restaurantes mexicanos.


Ubicado a pocos pasos del museo del Prado, local moderno con una amplia terraza donde sus recreaciones de fusión mexicana y española rompen con un notable. Dentro local con mesas altas sencillo con barra.

Comenzamos con un daiquirí de maracuyá, margarita de tamarindo y un San Francisco de mora sin alcohol, la coctelería excelente!


Lo más recomendable es pedir en plan picoteo, pedimos las quesadillas de pollo con mole, guacamole con totopos, tortilla de maíz con huitlacoche (“”cuyo nombre científico es Ustilago maydis (DC) Corda, es un hongo parásito del maíz y el teocintle –pasto del que se domesticó el maíz– del grupo conocido coloquialmente como carbones o tizones (Ustilaginomycetes) y lejanamente emparentado con los champiñones Bioversidad mexicana “) y queso de Arzúa, pez espada con pipián salteado de de pimientos de padrón, ñoquis de patata nueva y tomate seco de Sicilia; lo más flojo, las albóndigas de ibérico puro en salsa mexicana con cús-cús de azafrán; una armónica combinación con notas picantes.


Puedes pedir tortillas de maíz o de harina según lo prefieras y chiles bien picantes para los paladares atrevidos!   


No podían faltar los postres para enjuagar la boca, elegimos la mousse de naranja con costra, el helado de cajeta y como detalle de la casa nos ofrecieron las trufas de chocolate para acompañar con las infusiones y cafés.


El precio medio del ticket fue de 33 euros por persona.


Destaca la coctelería y estoy segura que el sitio irá a más, pero hay que dar tiempo al tiempo!

De Viridiana hablaremos otro día porque sin duda es uno de “los grandes de Madrid”, eso sí a precio más elevado y para mentes atrevidas! 

28/10/2014

Nakeima, Madrid

Calle de Meléndez Valdés, 54

Madrid (metro Argúelles)

620 709 399 (no hacen reservas)


Taberna muy canalla

La pregunta del millón, ¿cuánto tiempo esperaste para entrar a Nakeima?

Pues a echar suerte y afortunadamente la tuve, pues amigos no tuve que esperar cola, a veces me acompaña el trébol de la suerte!




Es importante mencionar que fui a mediodía del viernes pasado y compartí mesa con una amable pareja, y sí, tuve taburete; pero como habrás leído mil veces abren a las 13:30 y salen a tomar nota y el local tiene capacidad para 20 comensales, ni más ni menos y por la noche a las 20:00 hrs, así que a cruzar los dedos ya que  habitualmente cuesta mucho tener sitio.


Esta nueva tendencia de streetfood con toques canallas, atrevidos, locales austeros donde odian las reservas, las cartas en papel, sin manteles de tela, música electrónica de fondo donde cada quien va “ a su aire”,  digamos que lo  contrario a la pijería definen claramente Nakeima.


Claramente el pionero fue David Muñoz que marcó estilo con Street Xo, de hecho los socios Gonzalo, Luis y Roberto han compartido fogones ahí, así como en DiverXo, Kabuki, Nikkei 225, Celler can Roca, y varios sitio más fuera del país.

La cocina, de fusión, donde predomina la gastronomía oriental y matices picantes muy mexicanos, sabores divertidos, no hay carta, en la pizarra leerás los platos y las bebidas ellos lo llaman “free style asian food”.

Y a lo que voy, me dejé asesorar por Roberto, que por cierto importante comentarlo que son todos majísimos!, como aperitivo de la casa kimchi, brotes coreanos de soja con un toque picante espectacular, así que seguimos con el pie derecho, esto promete; Shiumai de papada ibérica y dumpling de langostinos, gunkan de boletus con huevo de codorniz , black bao una especie de bola con sepia encebollada y toques de cilantro, el chirashi de boletus, salsa de ostra, trufa y boletus, para mí gusto un pelín salado, nigiris de Xouba con ajo blanco; parecido al boquerón, y de de gambas al ajillo..


Seguimos con el steak tartar , para mi sin duda lo más espectacular; sobre un barquillo de arroz, con vinagreta de estragón, cebolla, cilantro y salsa bearnesa, todo fue rociado con cerveza bien fría.
De postre el helado de maíz con huitlacoche y kikos, una verdadera sorpresa; merece la pena probarlo!


Las raciones son adaptadas para deleitarte de diversos platos, y para quienes opinan que se quedan con hambre, os invito a probarlo, porque la medida es la justa, el ticket fue de 38 euros!


Sin duda un sitio para volver, esperemos pronto abran el comedor de la parte alta y prometen también algún tipo de reserva online.


Enhorabuena!